Secuestrar a José Cendón es secuestrar la Fotografía

Es en casos como éste, cuando más sangrante se muestra la persecución sobre la fotografía y su capacidad para ejercer la libertad de expresión.
A los que nos sentimos plenamente identificados con el sentimiento de Cartier-Bresson, «Sólo el fotoperiodismo es fotografía, todo lo demás es pintura ”, hechos como éste no pueden más que afianzar nuestra convicción sobre el género fotográfico del reportaje. Es ahí donde la fotografía alcanza su verdadero significado, mostrar la realidad y denunciar la injusticia social.José Cendón, fotógrafo gallego que ha conseguido el premio world press photo por un trabajo sobre un hospital psiquiátrico en Burundi, es un autor duro, que muestra una fotografía dura, pero sin una pretensión escabrosa sino sólamente crítica. Su vida transcurre en África actualmente y su domicilio lo tiene en Ruanda trabajando para la agencia France Presse. Cendón manifiesta claramente su adherencia a este sentimiento de Cartier-Bresson: «No me atrae demasiado la idea de ser un fotógrafo de prensa en un país donde las cosas marchan bien». Yo añadiría: eso sería hacer pintura.Desde aquí, sólo desear que sea liberada la fotografía.

Recogida de firmas en apoyo a la liberación.

Un comentario en “Secuestrar a José Cendón es secuestrar la Fotografía”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *